– Alimentación y ejercicio físico –

La actividad física es cualquier movimiento corporal generado por los músculos esqueléticos que producen un gasto energético mayor al existente en reposo, mientras que el ejercicio físico es toda actividad física planificada, estructurada y repetida cuyo objetivo es adquirir, mantener y mejorar la actividad física.La energía es el combustible que el cuerpo humano necesita para vivir y ser productivo. El organismo humano utiliza la energía para muchos propósitos, por lo tanto, proveer de energía al organismo es una necesidad primaria y ésta se obtiene de los alimentos. La alimentación saludable es aquella que aporta todos los nutrientes y la energía que cada persona necesita para mantenerse saludable, no sólo como ausencia de enfermedad sino como bienestar físico y mental.En relación con la actividad física, los hidratos de carbono cumplen una función fundamentalmente energética. Constituyen el principal combustible para el músculo durante la práctica de actividad física.La hidratación es fundamental para la realización de actividad física. El agua participa en forma directa en la refrigeración del organismo, el aporte de nutrientes a las células musculares y ayuda a eliminar sustancias de desecho. Se recomienda no limitar el agua antes, durante y después del ejercicio.

•La actividad física contribuye a la prolongación de la vida y a mejorar su calidad, a través de beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales, que han sido avalados por investigaciones científicas.

•Previene el desarrollo de enfermedades (cardiovasculares, colesterol, hipertensión arterial, entre otras).

•Ayuda a controlar el sobrepeso, la obesidad y el porcentaje de grasa corporal.

•Fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea.

•Mejora el estado de ánimo y disminuye el riesgo de padecer estrés y ansiedad.

•La actividad física es el factor determinante del gasto energético y, por lo tanto, del equilibrio energético y el control de peso

Sharing is caring!