Cuando realizamos una dieta, es fundamental pesarse solo una vez al día ya que, de esta forma, encontraremos estabilidad en las variables del peso y tranquilidad en nuestra relación con la balanza.

Lo ideal para el control de peso es utilizar siempre la misma balanza y a la misma hora, ya que puede variar el peso de una balanza a otra, al igual que varía de acuerdo con la hora del día.

Siempre, lo mejor es pesarse por la mañana y en ropa interior ya que el peso va a cambiar según la ropa que utilicemos o después de desayunar o en la medida que vayamos realizando las diferentes comidas y actividades durante el día.

El registro frecuente del peso es una variable fundamental para encontrar contención y estabilidad durante un tratamiento. Por ello, tenemos que aprender a vincularnos saludablemente con la balanza.

Yanina Carbone

Lic. en Nutrición

Mi Proyecto Saludable

Salta 1324

 

Sharing is caring!