A veces, puede ser  difícil medir cada porción de alimento que comemos. Sin embargo, hay algunas maneras simples de saber si estamos comiendo los tamaños correctos de las porciones, porque la porción no solo se mide por la  cantidad…

Estos consejos te van a ayudar para que puedas ajustar los tamaños de las porciones y sostener una alimentación saludable para el descenso de peso.

Cantidad: Centro del plato, sin repetir. Complementar con un postres saludable, por ejemplo una fruta, una porción de postre o gelatina bajas calorías..

Combinación: Equilibrar siempre carnes, cereales y legumbres con verduras. No comer dos proteínas o cereales  juntos. Como ejemplo, combinar las pastas/arroces/lentejas con salsas de vegetales salteados cocidos o ensaladas crudas.

Calidad: Respetar los tipos de comida indicados para cada momento del día, ya que nuestro cuerpo requiere nutrientes diferentes. Por ejemplo, para arrancar el día es necesario equilibrar la energía con lácteos o cereales.

Las porciones son un aliado muy importante al momento de plantearse como objetivo el llevar una alimentación saludable, porque favorecen una mayor variedad en nuestras comidas y  nos aseguran el consumo de cada alimento en la cantidad adecuada. Estar más atentos y conscientes respecto de nuestro consumo diario de alimentos es parte ineludible del proceso.

Sharing is caring!