Las frutas poseen una gran cantidad de vitaminas, minerales y fibras junto a otras propiedades especificas de cada fruta que contribuyen al buen funcionamiento del organismo. El elemento mayoritario en la composición de la fruta es el agua (aproximadamente un 80 o 90%), pero no se trata de cualquier tipo de agua, sino de agua orgánica, es decir, agua limpia y repleta de oligoelementos y sustancias nutritivas orgánicas que limpian nuestro organismo y nos proporcionan algunos de los elementos necesarios para mantenernos saludables, jóvenes y fuertes.

Más allá que son sumamente saludables, tenemos que controlar la cantidad ya que contienen azúcar natural llamada fructosa, por este motivo lo ideal es consumir 3 frutas por día, eligiendo preferentemente frutas frescas de temporada; pudiendo realizar ensaladas o licuados, conservando la cáscara.

Por lo tanto, lo mejor siempre es intentar encontrar el equilibrio, buscar la moderación. Si decidís perder peso a base de frutas, no es ni la opción más recomendable ni la más saludable, ya que el cuerpo necesita de todos los macro nutrientes: proteínas, grasas e hidratos de carbono repartidos a lo largo del día.

Equipo Profesional de Mi Proyecto saludable

Sharing is caring!