Para alcanzar lo que nunca has logrado tendrás que hacer lo que nunca has hecho. 

Es fundamental poder pensar ese lugar al cual deseamos llegar. Para acercarnos a nuestro cometido, no alcanzará con desear sino que debemos acompañarlo de acciones concretas. Si queremos generar un cambio o lograr un objetivo que siempre se nos hizo esquivo, tendremos que buscar otra forma, tomar otro camino para alcanzarlo, ya que si repetimos siempre el mismo trayecto nos llevará a lugares conocidos: la frustración, el auto-engaño, la excusa. 

Una conocida canción dice «la suerte es amiga de la acción», y de eso creemos que se trata. Por lo tanto llevar una vida saludable, implica tomar decisiones, poner límites, pero sobre toda las cosas implica movimiento. Poner en movimiento nuestro cuerpo y nuestra mente, buscando la transformación saludable y dejando atrás aquellos hábitos que nos llevaron a lugares que no sólo no deseábamos, sino que nos generan angustia. La energía es movimiento, que no se estanque, ¡definamos nosotros el ritmo y la dirección de ella!.

Equipo de Mi Proyecto Saludable

Sharing is caring!