¿Qué hacemos una vez terminada la dieta?

Podría decirse que el fin de una dieta llega cuando se han perdido los kilos que se deseaban reducir. Sin embargo, la realidad es que una dieta no termina nunca, dado que los hábitos saludables deben seguirse siempre. ¿Existe, acaso, un modo más efectivo y saludable de adelgazar y mantener en el tiempo ese peso óptimo?

Ahora, ¿qué sucede cuando nos sentimos a gusto con nuestro cuerpo y consideramos que hemos alcanzado nuestro objetivo de tener un peso saludable? Este es un momento clave porque la emoción puede llevarnos a cometer grandes errores. Si estás pensando en comer todo aquello que no has estado comiendo las últimas semanas o meses, y volver a tus hábitos anteriores, el proceso no te habrá servido para nada. El objetivo debe ser asimilar y consolidar en tu día a día unos hábitos saludables. La buena dieta NO es la que nunca termina, sino la que ha venido para quedarse. Aunque claro está que hay ciertos productos y cantidades que cambiarán de una dieta de adelgazamiento a una de mantenimiento, pero la base nutricional y conductual deberá ser la misma.

Sharing is caring!